Los 13 Mandamientos en el Proceso de Definición de Requisitos

14 09 2008

… Entonces Jehovah dijo al Analista Funcional:
— Escribe estas palabras, porque conforme a ellas he hecho pacto contigo y con el Equipo de Desarrollo.

El Analista Funcional estuvo allí con Jehovah cuarenta días y cuarenta noches. No comió pan ni bebió agua. Y en las tablas escribió las palabras del pacto, los trece mandamientos:

  1. No pensarás el cómo, tan sólo el qué y el por qué.
  2. No te pronunciarás en tiempos condicionales; en todo caso, te pronunciarás en tiempos imperativos.
  3. Evitarás recoger Detalles de Diseño.
  4. No te pronunciarás con expresiones vagas en significado, como “generalmente …”, “comúnmente …”
  5. Evitarás recoger opcionalidad en la descripción de un Requisito. Si existen distintas opciones en un Requisito, las modelarás como atributos del Requisito o en nuevos Requisitos, pero nunca en el mismo Requisito.
  6. Detallarás en un Requisito cada necesidad, de forma individual. Muchos verbos concentrados en un Requisito dificultan su comprensión y su posterior trazabilidad.
  7. Evitarás el exceso de términos y de verbos en cada Requisito. Las necesidades o informaciones se mezclarán si se proporciona demasiado detalle; ese detalle se indicará en Casos de Uso, refinando los Requisitos.
  8. No recurrirás a los Acrónimos, salvo que se recojan en Glosarios u Ontologías de Términos y previamente se haya aprobado su uso.
  9. Respetarás el equilibrio entre la necesidad a describir y el número de sílabas por palabra y el de palabras por frase, usando “,” y “;” apropiadamente en la descripción de los Requisitos para fomentar la legibilidad de los mismos.
  10. No usarás pronombres.
  11. No usarás pseudocódigo: “si fecha es mayor que …”, “iterar sobre …”, etc.
  12. No usarás términos como accesible, amigable, rápido y eficiente, entre otros; son difíciles de medir. En su lugar usarás unidades físicas para medir, por ejemplo, cómo de rápido debe rendir un Requisito, o WAI AA, para especificar claramente cómo de accesible ha de ser el Requisito.
  13. Verificarás que las aserciones puedan ser medidas de forma sencilla. Como contraejemplo, abstente de expresiones del tipo “sin sobrecargar demasiado el servidor”.
Los 13 mandamientos

Los 13 Mandamientos en el Proceso de Definición de Requisitos

Estos diez mandamientos se encierran en dos:

Amarás a la desambiguación y a lo axiomático sobre todas las cosas y a las 3 C´s (concisión, claridad y concreción) como a ti mismo.





Welcome to the Jungle

14 09 2008

Hoy tiene lugar el comienzo de mi andadura en la sociedad de la conversación, de la mano de este blog. 

Quiénes me conocéis, sabéis cuáles son mis preferencias musicales, y aunque Guns N’ Roses no está entre los favoritos, sí que he decido bautizar este blog con un post cuyo nombre es el de una de las más famosas canciones de este grupo norteamericano: Welcome to the jungle, escrita por Axl Rose y Slash.

Quiénes me conocéis, también sabéis que me gustan las metáforas, y es por este motivo por el que he escogido este título para mi primer post.

  • You know where you are?, you’re in the jungle baby, you’re gonna die! El estado que presenta actualmente la blogosfera hace que sea una auténtica jungla, a la que me doy la bienvenida, esperando no “morir” en el intento.
  • Axl Rose dió forma a sus conclusiones tras un pequeño incidente con un vagabundo mientras caminaba por la ciudad de Nueva York, naciendo así este tema. Por mi parte, también intentaré dar forma a mis conclusiones (actualmente algo dispersas en cuadernos de anillas), profundizando más en mis áreas de conocimiento, no sólo a través de las reflexiones propias del día a día, sino también a través de los comentarios e impresiones que surjan a raíz de cada post. 

¿Qué encontraremos en este blog? Trataré (espero que poco a poco sea un tratare-MOS) cuestiones relacionadas con Ingeniería Software, en materia de Procesos y Metodología, Gestión del Ciclo de Vida de Proyectos Software, Prácticas, Valores y Factores de Éxito y Gestión de Requisitos, además de reflexiones de índole variada sobre estas y otras cuestiones.

… ¡Pero no todo iba a ser trabajo! Quiénes me conocéis, también sabéis mi gran pasión por el buen comer, que me ha llevado a ser erigido como Líder Gastronómico en la Oficina. Haremos algunos guiños a la buena cocina en Sevilla, para que conquistéis vuestros paladares y los ajenos con cientos de colores y sensaciones gustativas.